La estética de lo eco y orgánico

Mobiliario comercial y restaurantes de alimentación orgánica

La estética de lo eco y orgánico

En estos tiempos que corren la concienciación con el mundo que nos rodea es cada vez más amplia en todos los términos de la vida de un ciudadano. Esta es una de las razones por las que tiendas que abogan por un estilo mucho más sostenible están teniendo éxito en el mundo de venta – especialmente en alimentación.

Si ya nos estábamos convenciendo de que «lo eco y sostenible» es el camino en el diseño de tiendas, hoy la COVID-19 nos ha acabado de convencer. No se puede construir cosas chulas a través de la destrucción de nuestro planeta, es incoherente. Cuando los diseños se hacen con amor importa de dónde vengan las cosas, importa no hacer daño al entorno, importa querer construir sin romper. Que un diseño aporte valor a la sociedad hace que se mire con buenos ojos, el alma del diseño brilla y conecta con la gente.

Este movimiento de consumo se inicia en ciudades como Nueva York, se ofrecían productos orgánicos exponiéndolos a granel, empaquetados con materiales tradicionales o papel reciclado, con una línea gráfica exquisita pero sin pretensiones, y ofreciéndolos como si de un almacén mayorista se tratara. Se convirtió en un nuevo lujo el poder observar el obrador del panadero donde se manufacturan los productos, por aquella necesidad de volver a ver lo que hay detrás de la elaboración de los alimentos y el deseo de lo tradicional.

Esta idea encuentra también sus bases en el wabi-sabi. Wabi, que en términos generales significa «la elegante belleza de la humilde simplicidad», y Sabi, que significa «el paso del tiempo y el subsiguiente deterioro», se combinaron para formar un sentido único de Japón y fundamental para la cultura japonesa. Es una forma de entender los espacios que premia el rodearse de materiales locales y naturales, y que encuentra la belleza en saborear el paso del tiempo a través de las imperfecciones que se puedan, por ejemplo, generar sobre la madera natural de nuestro escritorio en su uso diario.

El rey del diseño ecológico de tiendas es el reciclaje. Reciclar y creatividad van de la mano y hacen una pareja de escándalo. Reciclar no limita los diseños, al contrario, los alimenta de posibilidades e inspiración. Tunear, cambiar, restaurar… volver a dar vida a piezas o materiales, esto sí que es hacer las cosas con amor!

Aplicando el reciclado en el diseño, el ciclo de vida de los productos o materiales puede ser mucho más largo o mejor aún, puede hacer que se reencarne en otra cosa y volver a empezar de cero. Nos encanta este concepto, «diseñar reciclando es dar una nueva vida».

El primer paso para una decoración ecológica es apostar por piezas de mobiliario y decoración de fabricación sostenible. En InRetail creamos mostradores de diseño ecológico empleando maderas sostenibles para su fabricación, la cadena de suministro de materias primas se controla mediante certificados FSC y PEFC . Un gesto eco-friendly que no afecta a la calidad del resultado final ni a su resistencia y durabilidad.